×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 765
Lunes, 03 Febrero 2014 23:20

PRINCIPIOS INSTITUCIONALES

PRINCIPIOS ORIENTADORES:

  • La persona es un ser creado a imagen y semejanza de Dios. Esta dimensión teológica da sentido y profundidad a la dignidad humana.
  • La persona en su dimensión trascendente manifestada en la inteligencia, voluntad, capacidad de amar, libertad, por naturaleza tiende al bien y a la verdad.
  • La persona como ser social es por naturaleza relacional: Esta dimensión se desarrolla en la medida en que interactúa consigo mismo, con los demás, con el medio ambiente y con Dios.
  • La persona se realiza plenamente en la medida en que desarrolla sus valores en armonía y coherencia.
  • La persona fortalece su dimensión humana en la medida en que se proyecta como ser comunitario con miras a la construcción de la Paz.
  • La acción pedagógica en la ENSNSP se fundamenta en la Pedagogía de Jesús Maestro de Maestros.
  • La formación es inherente al proceso del desarrollo humano, por lo que ha de ser permanente, pertinente y procesual de manera que permita el desenvolvimiento de las propias potencialidades.
  • La educación es una experiencia vital que busca el desarrollo integral del sujeto en orden a su crecimiento, desarrollo y madurez personal y social. Lo anterior es un compromiso en defensa de la vida.

 

 

 


  

CRITERIOS

Favorecer un ambiente de solidaridad, perdón y misericordia  donde se viva en armonía con la convicción de que la paz se construye desde dentro.

Priorizar el proceso de formación en las relaciones pedagógicas para que ésta sea realmente integral.

Formar el criterio a través del fortalecimiento de la conciencia moral y crítica, mediante la cual se asuma la responsabilidad de los actos, la capacidad de elegir, optar y decidir a favor del bien común.

Fundamentar la no violencia en el principio de la dignidad humana, la fuerza del amor y la verdad, por lo que se llegará a la solución de conflictos por las vías del diálogo.

 


 

ÉTICA DEL CUIDADO

Para la ENSNSP, es importante promover y desarrollar en la comunidad educativa la Ética del Cuidado.

El cuidado como actividad comprende aquellas acciones que contribuyen a la ayuda y solicitud ante las necesidades del otro (compañeros, familia, institución, sociedad y medio ambiente). Hace referencia a la colaboración desinteresada del cuidador hacia la otra persona para que logre el bienestar. El cuidado muestra una actividad, actitud y compromiso moral hacia aquellos que son vulnerables y que están en situación de dependencia. El cuidado puede entenderse de forma amplia que recoja todo lo que hacemos para mantener, reproducir y reparar nuestro mundo de tal manera que logremos la felicidad.

El cuidado implica:

  1. La atención: Esta característica del cuidado tiene que ver con la capacidad de darse cuenta de las necesidades de la otra persona o de los grupos a los que pertenecemos, de tal manera que responda a sus necesidades y puntos de vista.
  2. La responsabilidad: Supone asumir un conjunto de prácticas, acuerdos y normas culturales implícitas más que un grupo de reglas formales.
  3. La competencia: Se refiere al trabajo que es necesario hacer. Es la habilidad de la persona respecto a las necesidades de cuidado del otro/a o su entorno. Además de las habilidades técnicas, la competencia es una dimensión moral del cuidado que evita la indiferencia de aquellas personas que quieran hacer una tarea de cuidado sin involucrarse. La competencia deberá hacer parte de la ética profesional.
  4. La receptividad: Esta característica tiene que ver con la respuesta que da la persona cuidada con el fin de mantener un balance entre las necesidades de quienes proporcionan el cuidado y quienes lo reciben. La receptividad supone escuchar la posición del otro/a tal y como él/ella la expresa.

 

Visto 3236 veces
Más en esta categoría: « EJES CONGREGACIONALES HISTORIA »